Y es que acabamos de celebrar unas elecciones importantes en España… y esta frase, a nuestro juicio, debería estar presente en la conciencia de toda la clase política…como debería, también a nuestro juicio, estar presente en la cabeza y en la agenda de cualquier persona con responsabilidades de liderazgo. Y lo mismo podríamos decir de La Libertad… difícil palabra.

Dos conceptos, dos principios, dos derechos, dos ideas, dos deseos…¿¿¿¿dos metaobjetivos????

Tradicionalmente estos dos principios fundamentales han sufrido, a manos de distintos agentes, importantes pugnas que buscaban la primacía de uno sobre otro. Pugnas que, normalmente, lo que han conseguido es frenar los verdaderos avances, tanto en el campo de la libertad como en el campo de la igualdad, de muchas personas: mujeres, personas  del colectivo LGBT, clases desfavorecidas, etnias, razas, culturas… y un largo etc.

En Exeo creemos que estos derechos no deben competir entre sí. Lejos de eso,  se deberían  generar sinergias que fortalezcan la posibilidad de mejorar la implementación efectiva en la sociedad de ambos para el mayor número de personas posible. Pensamos que no puede haber verdadera Libertad en un mundo donde no haya Igualdad: igualdad de derechos y obligaciones, igualdad de oportunidades… Y es por ello que consideramos ambos derechos como la base ineludible de la evolución y del cambio: en la Economía, en la Política, en La Sociedad… y también, como no podría ser de otra manera, en Nuestras Empresas

Por tanto, no se puede hablar de igualdad en otro contexto que no sea el de la libertad. Como no se puede hablar de un verdadero equipo de trabajo si no es desde la diversidad, la complementariedad… la diferencia.

La discriminación en el entorno laboral constituye la violación de los derechos humanos, y entraña un preocupante derroche de talento que va más allá de la transgresión de dichos derechos, repercutiendo, sin duda, en la productividad y la sostenibilidad de la empresa. No es, por tanto, sólo una cuestión de valores, con la importancia que los mismos deben de tener para la organización, sus líderes y sus distintos agentes colaboradores, sino que implica, o puede implicar a largo plazo, la dificultad de conseguir también las metas más cuantitativas de las empresas.

Una persona líder no puede obviar este tema, al menos NO desde nuestro concepto de liderazgo. Sobre todo, si quiere impulsar equipos altamente eficientes, implicados y comprometidos con La Organización. Equipos que se muevan para conseguir logros importantes para su empresa, pero también, que quieran contribuir a desarrollar una sociedad mejor y más justa. Líderes, equipos y empresas socialmente responsables más allá de lo establecido en un papel, que respondan satisfactoriamente a las expectativas de sus distintos grupos de interés, que gestionen el cambio procurando reconciliar los intereses y las necesidades de las distintas partes de manera positiva para todas ellas. En Exeo tenemos el convencimiento de que las empresas que gestionan la diversidad y la igualdad de oportunidades, mejoran su imagen, optimizan sus resultados, fidelizan a sus diversos públicos objetivo, retienen y captan talento, e incrementan su productividad… además de estar formadas por personas más libres y más felices.

Por eso hoy, después de un día importante de elecciones, recuperamos la esperanza en El Poder Político como impulsor de Una Libertad e Igualdad reales para todos y todas. Pero, lejos de relajarnos, os invitamos a continuar trabajando en pro de estos derechos en vuestras empresas… Todos y todas debemos poner nuestro granito de arena,  trabajar para que ese granito se convierta en una verdadera montaña.

¿Y en vuestra empresa, habéis comenzado a construir ya vuestra montaña????

 

Joseph Hill Whedon (23 de junio de 1964, Nueva York) Es director, guionista y productor de cine estadounidense, principalmente reconocido y criticado por su labor en el cine de superhéroes, sobre todo por su trabajo en la productora Marvel Studio.