Esta cita nos evoca las reflexiones de Zygmunt Bauman sobre la actual etapa de modernidad. Bauman utiliza una interesante metáfora para describir la Sociedad actual, en la que nada se solidifica completamente, en la que vivimos rodeados de situaciones de fragmentación, de formas que se disuelven. Y en la que “todo” está sometido a un constante cambio. Una sociedad que ha pasado de un estado sólido a un estado líquido.

En un mundo de conexiones líquidas, en el que las relaciones sociales están en un estado acuático permanente, urgen colaboraciones sin límite, estilos de liderazgo poco jerárquicos, interacciones basadas en la confianza, la riqueza de la diversidad y el compromiso. Relaciones licuadas que ayuden a conectar a nuestras empresas con variados y diversos “mares”.

En Exeo pensamos que se necesita mucha agua para nuestras empresas. Que cuanto más sólida sea una empresa, más esfuerzo debe destinar para convertirse en una empresa líquida. Una empresa que se diluya en su entorno, eliminando sus puertas y sus fronteras. Una empresa dotada de la habilidad de fluir, de mezclarse, de evolucionar, sin perder su identidad.  Y este cambio de estado solo puede ser impulsado por sus personas. Porque las personas deben ser el eje central de la Organización y son siempre la palanca de oro de la transformación.

Una empresa líquida debe fluir de forma constante, buscando su camino hacia el mar, viajando de manera ininterrumpida, explorando nuevos cauces… Una empresa líquida tiene que cuestionar cada día su “Status Quo”, estar dispuesta a compartir y capturar conocimiento de forma permeable, huir de bunkers disfrazados de seguridad.

Esta fuente de agua para nuestras empresas implica deconstruir el concepto de liderazgo, impregnándolo de una visión mucho más limpia, más clara y abierta. Reducir la ambición de patrimonio, desviándola hacia la necesidad del uso y disfrute compartido. Completar nuestra competitividad con el aumento de la “Coopetitividad” como fórmula vital que nos permita ser más competentes. Tolerar e integrar “el error” como principal fuente de experiencia y sabiduría. Aplanar nuestras estructuras motivando hacia la participación.  Reflexionar de forma híbrida y colectiva para encontrar nuevos caminos hacia la excelencia. Impulsar nuestras capacidades digitales como altavoz del conocimiento, y la cooperación

Las organizaciones con “cultura acuática” son organizaciones que tienen la innovación en su ADN y que la incluyen en su modelo de negocio como algo diario y habitual.

¿A qué estáis esperando para comenzar el cambio de estado en vuestras empresas?

Zygmunt Bauman. (Poznan, 1925 – Leeds, Inglaterra, 2017) Sociólogo polaco. Miembro de una familia de judíos no practicantes, hubo de emigrar con su familia a Rusia cuando los nazis invadieron Polonia. La obra de Bauman comprende cincuenta y siete libros y más de cien ensayos.

Loren Corey Eiseley (1907, Lincoln (Nebraska)- 1977) fue un respetado antropólogo, escritor científico, ecologista y poeta estadounidense que publicó libros de ensayo y biografías durante los años 1950s ’60s y ’70s.